Diawo Diallo, un vacío legal.

Diawo Diallo, guineano de 31 años de edad y afectado de espondilitis anquilosante, tiene reconocida una discapacidad del 65% y la ley de la dependencia, de las que no puede beneficiarse económicamente porque, legalmente, no lleva 5 años viviendo en territorio español. Su caso es alarmante, vive en una precariedad absoluta y la ley no le ampara. Oscar, su tutor, pide para Diawo un centro especializado que le acoja y la remuneración de su discapacidad.

El periplo de Diawo

Diawo Diallo nació en Guinea-Conakri en 1981. Con poco más de 20 años, se fue de su país en busca de una mejor vida. Viajó a Senegal, Mauritania, Marruecos, hasta llegar en patera a Las Palmas de Gran Canaria en octubre del 2004. Aquí es atendido por la Cruz Roja, donde pasa 1 mes en el Centro de Acogida para Inmigrantes. La institución humanitaria se hizo cargo de su billete hasta Madrid, aunque él quería ir a Lérida, ya que allí tenía un amigo guineano que vino a España un tiempo antes que él. En Madrid conoció a otro chico africano que le compró el billete para Lérida. Pero como no tenía papeles, no encontró trabajo.

Tiempo después, conoció a una persona que le habló de Bilbao y se fue a la capital del País Vasco. Estuvo 2 semanas sin alojamiento hasta que encontró a alguien que le ofreció compartir vivienda y lo empadronó en el Ayuntamiento de dicha ciudad. Se puso a estudiar la lengua española, puesto que no conocía nada del idioma de su país de acogida. "Pregunté cómo encontrar trabajo y me dijeron que hiciera cursos". Se apuntó a un curso de mecánica, que duró 6 meses, ya que "en mi país trabajaba como mecánico. Luego, como me gustaba estudiar, hice dos cursos de soldadura (semiautomática y de electrodos)." En el curso de soldadura, lo cogieron en prácticas, pero no pudo acabarlas porque le empezaron los dolores.

En el mes de enero del año 2009, debido a que obtuvo un contrato de trabajo de 1 año en un bar-restaurante de Bilbao, pudo arreglar todos sus papeles, conseguir la Tarjeta de Residencia Temporal y vivir legalmente en España. Pero, "al poco tiempo de empezar el trabajo, tuve que dejarlo debido a que los dolores de espalda eran casi insoportables." Siguió viviendo en Bilbao porque la Diputación le daba una ayuda económica con la que podía pagar el alquiler y la comida. Diawo siguió estudiando, pero al cabo de unos días tuvo que ser hospitalizado.

En el año 2010, "como me atacó la enfermedad", se fue a su país para ver si encontraba a alguien que le curara. No fue así. "Nadie me avisó de que si me marchaba a Guinea, me cortarían la ayuda.", Volvió a España para ver qué sucedía, esta vez en avión, "nunca más en patera". Una vez en Bilbao, fue al Ayuntamiento de la ciudad donde le comunicaron que le había retirado la ayuda por haberse ido de España y que, si quería volver a cobrarla, tendría que volver a iniciar todos los trámites. Pero para entonces salió una nueva ley: como máximo se darían 2 ayudas para todos los inquilinos de un mismo piso. Por lo que, si Diawo se quedaba, jamás volvería a cobrar una ayuda. Tuvo que marcharse. En el transcurso, el guineano perdió todos sus papeles y no tenía dinero para alquilar otro piso.

Diawo contactó con un amigo que le dijo que se viniera a Figueres y le compró el billete. Llegó a la capital del Alt Empordà a finales de marzo del 2011, pero no fue hasta el mes de abril que obtuvo su empadronamiento y su tarjeta sanitaria.

La enfermedad de Diawo

En agosto del 2012, Diawo obtiene su diagnóstico definitivo en el Hospital de Figueres: "Espondilitis anquilosante B-27 positiva con afectación axial y periférica (1). La enfermedad se inició hace aproximadamente 5 años con dolor dorso-lumbar de ritmo inflamatorio. En los últimos meses, se ha añadido una poliartritis de grandes articulaciones (rodillas, muñecas y tobillos) (2) y un empeoramiento marcado de los parámetros analíticos: anemia de trastorno crónico (3), USG y PCR elevados (4) y leucocitosis (5). A la RX de pelvis presenta sacroileítis bilateral (6) en gado IV.Y, en la RX de la columna lumbar hay sindesmofitos (7 )"

Diawo debería seguir un el tratamiento para su espondilitis anquilosante, pero no tiene ni dinero ni guía para ello. La gimnasia (especialmente recomendables son los ejercicios de extensión, como Yoga o Pilates) y la fisioterapia, le serían de gran ayuda. Asimismo, Diawo debería seguir un costoso tratamiento farmacológico. Su caso está muy avanzado, por lo que una solución quirúrgica, en la que las vértebras que adquirieron rigidez son fracturadas y vueltas a sujetar en la posición correcta con placas metálicas, pueda mejorar considerablemente la calidad de vida del Diawo.

Cuando el dolor es insoportable, a Diawo le provoca un Trastorno Delirante (8). Aunque ahora, con la medicación que toma, está controlado y no le ha vuelto a repetir. La primera vez que le ocurrió, fue a Urgencias del Hospital de Figueres porque "oía voces y sentía que me salían hormigas por los ojos." De ahí lo derivaron al Centro de Salud Mental porque creían que tenía una enfermedad psiquiátrica y le medicaron para ello. La asistente social quería ingresarlo en un Psiquiátrico. Oscar, aunque trabaja en la ONCE, es licenciado en psicología y asegura que "no es un problema psíquico, sino físico, provocado por los fuertes dolores que aquejan a Diawo". A Diawo le cuesta mucho reconocer que su enfermedad es crónica. El sigue soñando con una cura para poder llevar una vida normal. Cuando Diawo conoció a Oscar, le dijo: "no quiero dinero, necesito un médico que me cure"

Diawo tiene reconocida una discapacidad del 65% y la ley de la dependencia, de la que no se puede beneficiar, así como de la pensión por incapacidad, porque, legalmente, no lleva 5 años viviendo en territorio español. Al no tener suficiente tiempo cotizado, no tendría derecho a una pensión contributiva Tendría que optar por una pensión no contributiva de incapacidad (9). Asimismo, como no lleva 2 años viviendo en Cataluña, no puede percibir la PIRMI (10). Ya la han solicitado por si el Ayuntamiento decidiera concedérsela a partir del mes de abril del 2013, cuando ya se habrá cumplido el período reglamentario.

Diawo tiene la Tarjeta de Residencia Temporal (11) desde enero del 2009 (aunque lleva viviendo en España desde el año 2004). Diawo ha ido renovando su residencia temporal (la primera vez en enero del 2010 y la segunda en enero del 2012). El día 14 de enero del año 2014 le vence la residencia temporal y podrá obtener la Tarjeta de Residencia Permanente (12). Sin embargo, Oscar no es muy optimista al respecto: "Si la crisis va a peor, seguro que no se la renuevan.

Oscar y Diawo

Un frío día de invierno del año 2011, Oscar estaba vendiendo sus cupones cuando vio a Diawo por primera vez. El guineano iba por la calle, "helado, encogido y vestido tan sólo con una camiseta, pantalones tejanos reventados y una fina chaqueta tejana". Oscar se apiadó de él, se le acercó y le pidió su dirección. Por la tarde fue al domicilio de Diawo y le dio ropa. A partir de ese momento, Oscar siguió ayudándole en todo lo que podía, incluso llegó a nombrarse su "tutor". Le consiguió un colchón para que no durmiera en el suelo, visto su precario estado de salud. Cada mes le da algo de dinero para que compre carne, puesto que Diawo está muy bajo de hierro y de defensas. Le compra zapatos cuando los que lleva ya están reventados… Es su "ángel de la guarda"

Oscar consiguió que reconocieran a Diawo la discapacidad del 65% y la Ley de Dependencia (13), que la Cruz Roja pagara al guineano 130 € durante 3 meses para colaborar en el alquiler del piso, así como un pago único de 500 euros. Asimismo, y gracias a que el caso de Diawo llegó al Síndic de Greuges, el Ayuntamiento de Figueres le dio otro pago de 400 euros. Pero ahora ya ha agotado todas las ayudas esporádicas y es Oscar quien le da lo que puede.

Oscar reparte su tiempo entre su empleo en la ONCE y los cuidados de Diawo. Le lleva a la Cruz Roja, a la asistente social, al médico… Sin Oscar Diawo quizá ya no estaría en este mundo. Pero Oscar está cansado, necesita que alguien se haga cargo de Diawo. Para ello pide que se le remunere su discapacidad y un centro especializado que le acoja.

Diawo vive en un "piso patera" con 6 africanos más. Le piden dinero para pagar el alquiler y la comida pero "yo no tengo dinero y vivo siempre con el miedo de que un día lleguen a casa enfadados porque no encuentran trabajo y me echen a la calle. Me paso el día sentado viendo la tele. No hay nada que hacer."



(1) La espondilitis anquilosante es una enfermedad autoinmune crónica con dolores y endurecimiento paulatino de las articulaciones. Afecta principalmente a la columna vertebral, a los ligamentos y a la articulación sacroilíaca, pero puede afectar también otras articulaciones del cuerpo como la cadera, rodillas, hombros y el talón de Aquiles. Durante el desarrollo de la enfermedad pueden aparecer también inflamaciones oculares y ser afectados otros órganos, como los riñones, los pulmones y el corazón. Los primeros síntomas aparecen por lo general entre los 20 y 25 años de edad. La aparición de esta enfermedad está estrechamente relacionada con el HLA (Antígeno Leucocitario Humano) 27 que juega un papel muy importante en el sistema inmunitario. Por esta razón se supone que se trata de un mal hereditario. El 90% de los pacientes afectados presentan el antígeno HLA-B27 positivo. Desde la aparición de los primeros síntomas hasta el diagnóstico definitivo suelen transcurrir entre 5 y 7 años. (2) Artritis es una enfermedad degenerativa de las articulaciones consistente en su inflamación o desgaste. La inflamación de la articulación puede resultar, entre otras causas, de una enfermedad autoinmune, ya que el sistema ataca por error al tejido sano (3) La anemia es un número de glóbulos rojos en la sangre inferior a lo normal. Ciertas infecciones crónicas, enfermedades inflamatorias y otros padecimientos pueden afectar la capacidad del cuerpo para producir glóbulos rojos, entre ellos los trastornos autoinmunes (4) La proteína C Reactiva (PCR) juega un papel muy importante en los procesos inflamatorios asociados al síndrome metabólico. (5) La leucocitosis es el aumento del número de las células de la serie blanca de la sangre (leucocitos). Se dice que hay leucocitosis cuando la cifra de glóbulos blancos es superior a 10.000 por mm3. Causas comunes de leucocitosis son las infecciones y las inflamaciones (hinchazón, dolor y enrojecimiento) (6) La sacroileítis bilateral es la inflamación de los dos lados de la articulación sacroilíaca. Muchas veces, la sacroileítis suele ser uno de los primeros síntomas de la Espondilitis Anquilosante. La sacroileítis tiene varios grados: el IV es el máximo y supone la anquilosis completa de la articulación. (7) Los sindesmofitos son formaciones salientes óseas típicas de la Espondilitis Anquilosante. Se inicia fundamentalmente en las regiones tóraco-lumbares y lumbo-sacras pero posteriormente aparecen por toda la columna (8) El dolor agudo y prolongado es capaz de desencadenar una serie de respuestas psicológicas y fisiológicas que pueden ser potencialmente destructoras en pacientes con reservas limitadas. Psicológicamente, puede haber ansiedad y miedo, supresión del sueño y sensación de indefensión. Estos cambios se potencian entre sí y a su vez aumentan el dolor. Además, al prolongarse, pueden llevar a respuestas de ira y resentimiento, alteraciones emocionales que pueden llegar a ser prolongadas. En algunos pacientes, el dolor es una causa importante de delirio. (9) Dentro de las Pensiones No Contributivas están las PNC de invalidez. Esta prestación asegura a todos los ciudadanos en situación de invalidez y en estado de necesidad una prestación económica, asistencia médico-farmacéutica gratuita y servicios sociales complementarios, aunque no se haya cotizado o se haya hecho de forma insuficiente para tener derecho a una Pensión Contributiva. Además de los requisitos generales de las prestaciones no contributivas, el ciudadano debe cumplir con las siguientes condiciones: - Tener 18 años o más y menos de 65. - Residir en territorio español y haberlo hecho durante un período de 5 años, de los cuales 2 han de ser consecutivos e inmediatamente anteriores a la fecha de solicitud. - Grado de discapacidad igual o superior al 65% - Carecer de rentas o ingresos insuficientes. (10) El PIRMI o Renta Mínima de Inserción es una ayuda económica entre 400 y 500 euros que da la Generalitat de Catalunya a personas que no tienen recursos económicos y que cumplan unos requisitos para que puedan atender las necesidades esenciales de la vida. (11) La residencia temporal es la situación que autoriza a permanecer en España por un período superior a 90 días e inferior a 5 años. Las autorizaciones de duración inferior a 5 años podrán renovarse, a petición del interesado, atendiendo a las circunstancias que motivaron su concesión. (12) La residencia permanente es la situación que autoriza a residir en España indefinidamente y trabajar en igualdad de condiciones que los españoles. Tendrán derecho a residencia permanente los que hayan tenido residencia temporal durante 5 años de forma continuada aunque por períodos de vacaciones u otras razones hayan abandonado el territorio nacional temporalmente. (13) La ley de dependencia pretende regular las condiciones básicas para promocionar la autonomía personal y la protección de las personas en situación de dependencia. Esta ley ha creado un nuevo Sistema para la Autonomía y la Atención de la Dependencia (SAAD), de carácter público, con la participación de las diferentes administraciones, en el espacio de sus competencias. Se trata de un nuevo derecho universal y subjetivo

Texto:

Eva Rubio Ortiz

Fotografía:

Michel Martinez B.